CIUDAD DE MÉXICO, 25 de mayo de 2020 /PRNewswire/ — Las abejas y otros polinizadores son indispensables para tres cuartas partes de los cultivos y sin ellos, la productividad de los agricultores en México y el mundo se vería seriamente afectada.

Los trabajos e inversiones de gobiernos y agricultores han sido insuficientes, por ello, es indispensable la aportación de la iniciativa privada para el rescate de este insecto tan esencial para la humanidad.

En un contexto de COVID-19, algunos de los aportes privados para proteger las abejas se pueden mencionar a la empresa Syngenta que ideó Operación Polinizador, programa que promueve la coexistencia entre los distintos tipos de polinizadores.

Alrededor de 75% de los cultivos alimentarios del mundo dependen de la polinización. La ausencia de abejas y otros polinizadores eliminaría el café, las manzanas, almendras, tomates y el cacao, por citar algunos ejemplos.

La dura realidad que enfrenta la industria de la apicultura por el cambio climático se ha agudizado este año con el coronavirus (COVID-19), que ha afectado los apicultores.

Es un programa que tiene como objetivo mejorar la diversidad en las áreas de producción agrícola a través de la generación de espacios diseñados específicamente para motivar la presencia de polinizadores.

Se investigará el tipo de clima, terreno y cultivos para luego, con esos datos, elegir una serie de flores y plantas que serán ubicadas en zonas multifuncionales que provean alimento y refugio para los polinizadores, en campos donde se utilizan agrotecnologías.

Javier Valdés, director general de Syngenta en México y Latinoamérica Norte, señaló qué «buscamos establecer un balance entre la producción agrícola sustentable y las condiciones de biodiversidad para lograr que la producción de alimento sea sostenible».

Por otra parte, la cadena Restaurantes Toks junto con pequeños productores de comunidades indígenas del estado de Guerrero, realizan producción sustentable de la miel. Como parte de los esfuerzos de impulso al productor, eliminar la figura del intermediario para que los pequeños productores tengan un mayor crecimiento económico.

Desde el 2018, Restaurantes Toks junto con la asociación Taller de Neza y Abejas por la Vida y la Salud ha trabajado en este sector y fomentar buenas prácticas con las abejas. De igual forma, se ha promovido la venta de las abejas peluches Kaabi en sus locales para recaudar fondos en beneficio de la labor que hacen las organizaciones comunitarias.

Más informes: www.juancarlosmachorro.blogspot.mx
Mail: jcmontana[email protected]
Cel: 5527752267

Foto: https://mma.prnewswire.com/media/1172470/abejas_y_empresas.jpg?p=original

FUENTE Juan Carlos Machorro